Publicado por el 01-03-2013

Otro sorprendente ejemplo de “wearable technology” llega de la mano de MYO. Este brazalete entiende las contracciones musculares de nuestro brazo y las traduce en órdenes para controlar computadoras, videojuegos y lo que queramos. Cuesta 150 dólares y prometen empezar a distribuirlos a finales de 2013. En un par de años va a ser la manera más canchera del mundo para presentar un powerpoint.

Escribí un comentario

Tu email no saldrá publicado. Los campos obligatorios tienen *

*

2 comentarios