Publicado por el 18-04-2013

Harrison Ford fue como invitado al show de Jimmy Kimmel y aclaró de entrada que no quería responder sobre su rol en las próximas películas de Star Wars. Entonces aparecieron algunos personajes entre el público que se sintieron un poco decepcionados y tuvieron que hacer preguntas no relacionadas con la Guerra de las Galaxias (“¿Te gusta estar en las películas?”, “¿Tenés hambre?”). Pero el que lo tomó peor fue un peludo y viejo amigo de Ford. Se trenzaron mal. Y terminó en polémica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*